Hadiz nº 5

Lavar la vasija en la que haya bebido el perro

 

De Abu Huraira, que Allah esté satisfecho de él, dijo: El Profeta (PB) dijo:

“Si un perro bebe en una vasija de alguno de vosotros, debe lavarla siete veces”.

En otro relato de Muslim: “Es preferible que la limpie con arena”. También Muslim nos relata otro hadiz de Abdullah Ben Muqafal, que el Profeta (PB) dijo: “Si un perro bebe en la vasija, lavadla siete veces y la octava limpiadla con arena”. En otra versión de Muslim dice: “vaciadla” en vez de limpiadla. At-Tirmidhí, por su parte, dice “y la última con arena”.

*         *       *

Este gran hadiz aporta una serie de importantes conocimientos acerca de la purificación de aquello que hayan tocado los perros o bebido en ello, que pasamos a exponer a continuación:

Primero: cuando el Profeta dice “Si un perro bebe”, esto es, si introduce la punta de la lengua para beber. Aunque según otras versiones, basta con que haya introducido la lengua, si bien no es para beber. También se ha dicho que si lo que hay en la vasija no es agua o líquido, se emplearía en árabe el verbo “laaqa” y si estuviera vacía, se diría “lahasa”´.

Segundo: cuando dice “en una vasija de alguno de vosotros”. Aquí no habría que tener en cuenta el sentido de la posesión ya que dice después “debe lavarla”, por lo tanto debe hacerlo aunque la vasija no sea de la persona en cuestión.

Tercero: cuando dice “vaciadla” se refiere al contenido de la vasija.

Cuarto: los ulemas emplean este hadiz como prueba de la impureza del perro, ya sea su boca o el resto de su cuerpo. Dicen: la impureza de su boca ha hecho que el Profeta (PB) ordene que se lave toda vasija en que haya bebido un perro. Solo se purifica y se lava lo impuro, y al no tratarse de una impureza visible determinada, se puede considerar en base a ello que el perro es impuro. El Profeta (PB) además ordena que se tire esa agua y en eso hay una pérdida de riqueza. Si el agua estuviera pura, no habría ordenado su desperdicio. Esto es indicativo de la impureza que emana de la boca del perro.

Mientras que la impureza del resto de su cuerpo, ha sido deducida como parte por el todo, a partir de su boca. Si se hubiera dicho que lo impuro es su saliva, siendo la saliva el líquido que emana de la boca, se habría procedido igual: todos sus fluidos habrían sido impuros y, por ende, su cuerpo.

Quinto: ¿tiene que ver esta impureza con una raza de perro en cuestión o son todas las razas de perros? El Imam Malik cree que tiene aplicación sobre los perros de los que se ha disuadido y no el resto, como por ejemplo el perro que se emplea en la cacería, de guardián de la cosecha, el ganado, etc. Pero lo más correcto –y Allah es el más sabio- y es el veredicto de la mayoría de la comunidad de ulemas, es que afecta a todas las razas de perros. Mientras que los perros que ha sido permitido su uso, son siempre en caso de necesidad.

Sexto: los ulemas concluyen que la vasija en la que haya bebido un perro es impura, así como todo lo que contiene. Y ello porque el Profeta (PB) ordenó que se lavara siete veces y la octava con arena. Solo se lava lo impuro para purificarlo. Se basan asimismo en lo que relató Muslim: “purificad vuestra vasija…”. Aquí el verbo indica que se trata de algo antes impuro.

Séptimo: muchos y diversos son los relatos acerca del número de lavados, entre ellas: “que la lave siete veces y la última con arena” o “lavadla siete veces y limpiadla con arena”. Se ello deducen que el número de lavados es siete, divido al carácter verídico del hadiz. Pero existen numerosos relatos acerca de si los lavados son uno solo.

Octavo: los ulemas concluyen que la vasija ha de lavarse con arena una sola vez, por lo que dice el Profeta (PB) “y la última con arena”. En otros relatos: “Añadidle una octava con arena”, o “una de ellas con arena”. Pero, ¿en qué orden viene este lavado con arena? ¿Primero o último? Lo más probable aquí –y Allah es el más sabio- es que sea la primera. Primero con arena y luego le siguen los lavados con agua.

Noveno: ¿se puede sustituir la arena con otro productos de higiene como el jabón o similar?

La respuesta: dicen los ulemas que no es suficiente, ya que el perro desprende una sustancia que sólo se puede eliminar con arena. Alabado sea Allah por su infinita sabiduría. Si bien algunos creen que a lo que se refiere es a limpiar más y que basta con algún producto como el jabón, pero esto es incorrecto. Es necesario utilizar arena. Y si no tuviera remedio que sustituirla con otros productos de limpieza, no hay mal en ello.

Décimo: algunos ulemas sostienen que si el perro introduce una pata en la vasija, se aplicaría el mismo criterio que el beber de ella y basándose en que todo el perro es impuro, y que la sustancia que hay en su saliva también está presente en el sudor que cubre su cuerpo. No obstante, algunos afirman que el criterio afecta solamente a la saliva. Nosotros creemos que los primeros están más acertados, y Allah es el más sabio.

 

Undécimo: este criterio, ¿podría afectar a otros animales al igual que afecta a los perros? Lo correcto, y Allah es el más sabio, lo que ha deducido la comunidad de ulemas: no se puede aplicar el criterio del perro a otros animales, ya que el texto se refiere a él expresamente. Especialmente cuando hay otros animales impuros como el cerdo, pero no se le puede aplicar el mismo criterio que al perro, del que se dice que hay que lavar toda vasija en la que haya bebido. 

Add comment

Security code
Refresh