Episodio 5

La Sunna en boca del Profeta (PB) (2 de 4)

 

8- De Abu Masuud Al-Ansari se transmitió que el Profeta (PB) dijo: “Dirige la oración de los fieles el que mejor lee el Libro de Allah. Si hubiera varios que lo conocen de igual modo, pues el que mejor obre según la Sunna de su Profeta (PB), y son iguales en ello, pues el que más tiempo lleve fuera en la senda de Allah…”[1].

El ulema Bachir Al-Uthmani dice al respecto: “Si en la comunidad hay hombre igualados en sabiduría, en la religión, en hacer el bien y el buen comportamiento, lo que haría que la guía de los creyentes estuviera en disputa, habría que obrar según recoge este hadiz: se prefiere el que mejor lee el Libro de Allah. Con lectura aquí se refiere a quien mejor conozca sus significados y sus normas, como era la costumbre de los Compañeros del Profeta y los nobles primeros musulmanes, que Allah esté satisfecho de ellos. En esos tiempos los que leían el Corán eran unos sabios en él. Es a lo que se refiere el hadiz con “los que leen el Corán” (citado en la historia del pozo de Mauna, y en la Batalla de Yamama). “Los lectores del Libro” con el sentido de “los que conocen sus significados y sus normas” sólo se da en el caso de aquellos que conocen todo lo que se ha transmitido del Mensajero (PB), pues es él quien no explicó y aclaró los significados del Corán. Del mismo modo, el mejor conocimiento de la Sunna no se hace posible si no es con el conocimiento del Corán. Así, los dos siempre han ido a la par por el mismo camino.

No obstante, tenemos que los ulemas, los que hay que conocen mejor el Corán, porque se han dedicado a él en mayor medida, como los Compañeros Abdellah Ben Abbas y Abu Ben Kaab, que Allah esté satisfecho de ellos; y los hay que conocen mejor el hadiz, porque se ha dedicado a él en cuerpo y alma para así conocer las líneas de transmisión, los transmisores, los relatos, etc. hasta convertirse en un sabio en este campo. Tal es el caso de Abu Huraira y Ibn Omar, que Allah esté satisfecho de ellos. Si la persona en cuestión conociera el hadiz igual que ellos dos, solamente puede tener prioridad sobre ella quien mejor conozca el Libro de Allah. Esto significa la prioridad del Libro y quien sea sabio en él al resto de fuentes. Esto da una idea de la importancia del Libro de Allah y es un aliciente para que se conozca por parte de todos. Con él Allah eleva a algunos y desciende a otros. Y si se diera el caso de que hay dos personas que conocen de igual modo el Libro, pues se prefiere al más docto en la Sunna y, si estuvieran a la par en ella, pues el que más tiempo haya emigrado en el sendero de Allah…”[2].

9- De Ibn Abbas, que Allah esté satisfecho de ellos dos, dice: “El Profeta (PB), se dirigió a los fieles en la peregrinación del adiós y dijo: ‘A Satán se la ha agotado la paciencia de volver a vuestra tierra, pero ha preferido que se le siga en el resto vuestras obras, incluso las que más infravaloráis, así pues tened cuidado. Os he dejado pautas que, si obráis según los cuales, no os extraviaréis jamás: el Libro de Allah y la Sunna de su Enviado”[3]

10-         De Uruwa que dijo: “Le pregunté a Aicha, que Allah esté satisfecho de ella: ‘Ha observado las palabras divinas de Allah:

(( إن الصفا والمروة من شعائر الله فمن حج البيت أو اعتمر فلا جناح عليه أن يطوف بهما )) [ البقرة /158 ]

“Safa y Marwa figuran entre los ritos prescritos por Dios. Por eso, quien hace la peregrinación mayor a la Casa de Allah o la menor, no hace mal en dar las vueltas alrededor de ambas.” (Corán, 2: 158).

Le dije, lo juro por Allah que nadie tampoco hace mal si no da vueltas alrededor de Safa y Marwa. Me dijo ella: ‘Vaya barbaridad acabas de decir, sobrino. Si hubiera sido como tú la has interpretado sería “No hace mal en no dar vueltas alrededor de ambas”. Pero esta aleya descendió en alusión a los Ansar… Ya que el Profeta (PB) dejó la tradición de dar vueltas alrededor de ellas, así que a nadie se le está permitido rehusar de dichas vueltas’”[4].

Al respecto de las palabras de Aicha, Ibn Hayar dice: “Las palabras de Aicha al decir que el ‘Profeta (PB) dejó la tradición de dar vueltas alrededor de ellas’ significan que lo impuso según su tradición y no quiere aquí decir la negación de su deber, esto el deber de cumplir con este rito obligatorio. También la apoya sus palabras que viene recogidas en el Sahih de Muslim: “Nadie de vosotros habrá acabado su peregrinación mayor (hayy) o menor (umra) si no ha dado vueltas alrededor de Safa wa Marwa”[5].

11-          De Abu Said Al-Judari que dijo: “Salieron dos hombres de viaje. Llegó el tiempo de la azalá y no tenían con ellos agua, así que hicieron la ablución menor (pasando las manos por un canto de piedra o arena) y rezaron, y aún estando en el tiempo estimado de dicha azalá, encontraron agua, así que uno de ellos volvió a hacer la ablución, esta vez con agua, y rezó. El otro sin embargo no repitió su azalá. Fueron a ver al Profeta (PB) y le relataron lo sucedido. El Mensajero de Allah (PB) se dirigió al que no repitió la oración y le dijo: “Has obrado según la Sunna y tu azalá es válida” y se dirigió al otro y le dijo: “Tienes doble recompensa”[6].

12-         De Yabir, que Allah esté satisfecho de él, que el Profeta (PB), dejó constancia en su Sunna que el dromedario y la vaca se pueden sacrificar por siete personas.[7]

Dijo Sahib Almirqat: “Obrar según la Sunna” aquí significa seguir la norma reconocida en la ley islámica, esto es, obrar según la charia. Esto reafirmaría una interpretación y dejaría inválida otra”[8].

13-         De Ibn Abbas, que Allah esté satisfecho de ellos dos, dijo: “Todos los actos del Profeta (PB) recogidos en su Sunna los conozco excepto tres:

a.   No sé si leía el Corán en la azalá del mediodía y la de la media tarde o no.

b.  No sé como leía las siguientes aleyas:

(( وقد بلغت من الكبر عتيا ) أو( عسيا )

c.   Según Hasin Ben Abderrahman que lo relata de Ibn Abbas: se me olvidó la tercera.[9]

14-         De Abu Huraira, que Allah esté satisfecho de él, que dijo en el relato del asesinato que perpetraron los asociadores contra el gran Compañero del Profeta (PB) Jubaib Ben Uday Al-Ansari. Sobre él dice Abu Huraira: “Fue Jubaib quien nos dejó la tradición de las dos postraciones antes de ser asesinado en señal de paciencia”[10].

En otro relato: “Jubaib fue la sunna de todo musulmán que haya sido asesinado pacientemente: la azalá”[11].

En un tercer relato: “Fue el primero que fijó la tradición de rezar dos postraciones antes de ser asesinado”[12].

El ulema Al-Qistani dijo del primer relato: “La acción de Jubaib se convirtió en una sunna porque se dio en los tiempos del Profeta (PB) y éste la dio por válida”[13]

Del segundo relato dijo: “La acción se convirtió en una sunna porque se dio en vida del Profeta (PB) y éste la dio por válida y la mandó.”[14]

En el tercer relato dijo: “Es contradictorio al decir “el primero que puso la sunna….”. La Sunna son dichos, hechos y situaciones del Mensajero de Allah (PB). El propio Profeta respondió que tenía conocimiento de esa acción y la dio por buena” [15].

Queda evidente, tras ver el hadiz transmitido por Abu Huraira y el relato de Jubaib, que el término: Sunna y el verbo sanna significan la acción legal que se debe seguir en la religión. Por ello, los doctos de la fe no pueden tener como prueba de que las postraciones son Sunna cuando la persona va a ser ejecutada, ya que el hadiz sólo ha mencionado el verbo sanna. Esto convierte el acto en una tradición loable, ya que para determinarlo se ha debido recurrir a una prueba extraída de fuera del verbo sanna y es el hecho de que el Profeta (PB) haya mandado que se haga.

Lo mismo se dice a la hora de interpretar el hadiz de Yabir, que Allah esté satisfecho de él, nº 12.

Mientras que el hadiz de Ibn Abbas, que Allah esté satisfecho de él, (nº 13) es una prueba evidente de que el significado del verbo sanna o Sunna encierra: las normas lícitas por diferentes que sean, las obligatorias, los deberes, la sunna, lo recomendable, lo permisible, incluso, el propio Ibn Abbas introduce también su propio campo (“de lo prohibido”), que son aquellos actos que ha rechazado el Profeta (PB) con sus diferentes rangos legales[16].

Este significado de la Sunna ahora parece claro y sabido por toda persona que abrazó el Islam estando propio el Profeta (PB) en vida.

 



[1] Lo relató Muslim, en “Kitab as-salat”, cap. “man ahaqu bil-imama”, nº (1532).

[2] En “Fath almulham”, (4/20). Edición de Dar Alqalam.

 

[3] Lo relató Al-Hakim en su “Mustadrak” (1/93). Hadiz de transmisión verídica. Con él coincidió Ad-dahabí.

[4] Lo relató Al-Bujari, en “Kitab al-hayy”, cap. “Wuyub Asafa wa Almarwa wa ya’l min shaair Allah”, nº (1643). También lo relató Muslim, en “Kitab al-hayy”, cap. “Bayan anna assa’iya bayna Asafa wa Almarwa ruknun la yasihu alhayu ila bih”, nº (3079).

 

[5] En “Fath Al-Bari” 3/501.

 

[6] Lo relató Abu Daúd, en “Kitab atahara”, cap. “Almutayamimi yayidu al-ma’ baada ma yusali fi alwaqt”, nº (338).

[7] En “Muraat Al-mafatih” (1/350).

 

[8] Lo relató Ahmad en “Almasnad” (3/335) como hadiz bueno (hasan)

 

[9] Lo relató Ahmad en “Almasnad” (1/257) como hadiz verídico (sahih).

 

[10] Lo relató Al-Bujari, en “Kitab al-yihad wa as-sayr”, cap. “Yasta’saru ar-rayul wa man lam yasta’saru, wa man sala rakaatayn inda alqatil” nº (3045).

 

[11] en Sahih Al-Bujari, en “Kitab al-maghazi”, cap. “Tabii li-bab fadl man shahada badrán”, nº (3989).

[12] En Sahih Al-Bujari, en “Kitab al-maghazi”, cap. “Ghazuat arayi’, wa raal, wa dhakwan…”, nº (4086).

 

[13] En “Irchad as-sari”, (5/165).

 

[14] En “Irchad as-sari”, (5/261).

 

[15] En “Irchad as-sari”, (6/314).

[16] En “Assunna anabawiyya wa vayan madluliha asharii”, p. 17.

Comments  

#1 La Sunna es la guía para obrar el bienIsmael 21 Safar 1437 AH
A través de las enseñanzas del Profeta Muhammad, que Su paz y Bendiciones sean sobre él, lo creyentes podemos seguir los pasos del último de los profetas. Que Allah les bendiga por difundir estas enseñanzas. Desde Granada (España)
Quote

Add comment

Security code
Refresh